Ortodoncia Visible

ortodoncia visible

No es tan doloroso como parece, pero sí molesto. Los brackets o Ortodoncia Visible hasta hace poco era la única forma de lucir una sonrisa perfecta con unos dientes alineados. Hasta que llegó el tratamiento Invisalign.

¿ Que es la Ortodoncia Visible o Brackets?

La ortodoncia visible, ortodoncia tradicional o brackets, es la técnica para alinear los dientes dónde se pueden mover mediante el uso de aparatos fijos que a su vez se pueden extraer. Para este tipo de estética dental primero se hace un reconocimiento sobre la dentadura, y después el profesional determina que tipo de tratamiento de ortodoncia necesita.

A través de estos aparatos es posible realizar el movimiento directo de los maxilares para ensanchar o para cerrar huecos y así acomodar los dientes para que queden alineados perfectamente.
Si se siguen las indicaciones de los especialistas ortodoncistas es un tratamiento correctivo muy efectivo.

Tipos Brackets

En ortodoncia existen varios tipos de brackets:

Brackets convencionales o metálicos

Este tipo de brackets son los más utilizados en los tratamientos ortodoncia, éstos utilizan gomas que fijan un alambre metálico que es usado para la alineación de los dientes de forma correcta.

Brackets Mini Metálicos

La diferencia con los primeros es obviamente su tamaño que se reduce en un 40% en relación con los tradicionales, en cuanto a la efectividad sigue siendo la misma, sin embargo, estéticamente si hay una mejora bastante notoria, el paciente se siente mucho más cómodo y la resistencia gingival es menor que con los tradicionales.

Brackets Autoligables

También conocidos como Damon, en donde se ejerce una fuerza mediante arcos de memoria elástica, transmitido al diente a través del bracket.

Con este tipo de bracket se elimina por completo las ligaduras metálicas espaciando más las visitas al médico, no obstante, y a pesar de que el tratamiento puede reducirse en tiempo, tampoco es demasiada la diferencia con respecto a este punto.

Hablamos de una diferencia quizá de dos a tres meses menos de los tratamientos con brackets tradicionales.
Entre las ventajas más sobresalientes está el hecho de ser mucho más cómodos para los pacientes y que se ejerce menor fuerza bajo menor fricción.

Brackets Embandados

En este tipo de brackets es utilizado bandas que se cementan a los dientes con ciertos aditamentos que se unen con soldadura láser, se requiere de una liberación de espacio que ayude a el acoplamiento de las bandas entre los dientes.
Esta ortodoncia es algo complicada y se adapta difícilmente cuando hay mala oclusión.

¿Cómo se ponen los Brackets?

Bandas molares

El primer paso es la colocación de las bandas molares, ya que el soporte se va a adherir a esas bandas, en este punto es muy probable que ya te hayas colocado unos separadores que hacen la función de espaciadores para que al colocar los soportes sea mucho más sencillo.

Acondicionamiento

Cada uno de los dientes es pulido con la intención de asegurar la superficie y que se peguen mejor los brackets, una vez se sequen, aplican un acondicionador que ayuda a la preparación del proceso para la adhesión.

Ese proceso es muy rápido, se limpia y se secan los dientes nuevamente, posterior a esto se aplica un agente adhesivo antes del cemento que será el que pegue el bracket con el diente.

Aplicación de los ganchos o brackets

Es el momento ahora de ir pegando en cada diente los brackets, en su justa medida utilizando cemento, se limpia el exceso y se aplica luz de curado que ayuda a endurecer el pegamento fijándolo en su lugar.

Enhebrado

Lo siguiente es enhebrar con mucho cuidado las bandas y el arco para alinear los brackets y el exceso de alambre que quede se debe remover para evitar daños.

Precio Ortodoncia Visible

Se deben considerar muchos factores a la hora de conocer los presupuestos sobre los tratamientos ortodónticos, porque no solo se trata de el tratamiento en sí, sino de la complejidad del mismo, la duración del tratamiento, y bueno la clínica que se ha elegido.

Lo que nunca se debe dejar de lado, es el hecho de que se trata de un tratamiento que tiene un valor insuperable al final del día, porque se trata de tu salud, un tratamiento de ortodoncia no es solo una cuestión de estética, aunque en ese aspecto ya tenemos mucho, pero también se pueden corregir situaciones de salud más severas y solucionar esas partes no tienen precio.

No obstante, el precio que ronda un tratamiento de ortodoncia visible utilizando el método convencional, es aproximadamente de 1,500 euros poco más, poco menos.

Por supuesto hay tratamientos más costosos por el tipo de material que se elija para los brackets, y la complejidad para realizarlo, como es el caso de los brackets invisibles, por ejemplo.

Brackets Antes y Después

La razón por la que los brackets son tan populares entre la comunidad que los requiere, es que son altamente efectivos, es increíble como un tratamiento de este tipo puede modificar incluso tu fisonomía.Esto se debe a que hay un movimiento directo de las mandíbulas que a su vez dan la forma de la cara.

El uso de los brackets, generan un cambio asombroso en quienes los llevan, es muy importante porque en muchos casos sino es que, en todos, levantan la autoestima de la persona, volviéndolos más seguros y queriendo sonreír más que nunca.

Ver una fotografía del antes y después hace que todo ese tiempo haya valido la pena, que ese pequeño sufrimiento cada vez que vas a que te ajusten los aparatos, se olvida rápidamente en el momento que ves como han quedado tus dientes.

Cómo Comer con los Brackets

La parte más difícil una vez que te colocan los brackets es la hora de la comida, de hecho, es una preocupación que los pacientes expresan desde antes de que se coloquen.

La verdad es que en un inicio será una situación un tanto estresante, pero nada que no se pueda superar, la recomendación de los profesionales es que intentes tener una dieta líquida en las primeras horas y dieta blando por los siguientes 3 o 4 días.

Posteriormente, podrás comer prácticamente con normalidad, con la diferencia de que no podrás morder directamente frutas como la manzana, zanahoria, caramelos, maíz, lo mejor en esos casos, es picarla primero con un cuchillo y después comerla o bien rayarla.

De ahí en fuera, es posible comer de todo siempre cuidando de no hacer demasiada fuerza con ellos, para evitar que se despeguen y tengas que volver al dentista antes de lo previsto.

Cómo se Limpian los Brackets

Si mantener unos dientes limpios sin brackets requiere de mucha atención, la limpieza de los dientes donde hay brackets es todavía mucho más intensa y debe ser, ya que hay espacios en los que se puede acumular comida y provocar algunos problemas.

Afortunadamente existen cepillos especiales para la limpieza de los brackets, utiliza un cepillo de cerdas suaves para tu limpieza normal, también debes adquirir un cepillo dental interproximal, con el que tendrás acceso a las áreas que el cepillo normal no puede llegar.

El uso de hilo dental también puede ayudar a mejorar el aseo de los dientes con brackets. Por último, el enjuague bucal, también debe formar parte del equipo de limpieza para los brackets.